Fernando de Cárcer

NUESTRO ORIGEN

Fernando de Cárcer Hurtado de Mendoza funda en Madrid en el año 1988 una compañía textil, con el objetivo de diseñar y crear colecciones de ropa de caballero a terceras marcas, proporcionando desde diseño, selección de tejidos, patronaje y fabricación, trabajando siempre con talleres textiles españoles.

Tras más de 30 años de experiencia en el sector textil, habiendo diseñado y fabricado colecciones para cientos de marcas españolas, en el año 2014 Fernando lanza la marca de ropa Fernando de Cárcer, abriendo su primera tienda en Madrid, en la icónica calle Villalar.

NUESTRA ROPA

Gracias a décadas dedicadas al diseño y creación de colecciones de ropa de caballero, a una relación duradera con los principales talleres españoles y la experiencia de tantos años en el sector, Fernando de Cárcer establece en sus inicios una propuesta de valor única: Tejidos de alta calidad, diseños atemporales básicos para cualquier armario, una gama de colores única cada temporada y una calidad-precio inmejorable.

Cada modelo de nuestras colecciones se desarrolla de manera individualizada junto con los profesionales de nuestros diversos talleres – artesanos con décadas de experiencia en los procesos de patronaje, corte, confección y tintado de todo tipo de prendas – consiguiendo prendas con acabados y colores únicos.

NUESTRA IDENTIDAD

Fernando de Cárcer nace con con el objetivo crear un estilo elegante y casual, pensado para vestir en cualquier ámbito y dirigido a un rango de público de cualesquiera edad. Cuidando los pequeños detalles, huyendo de la ostentosidad y el marquismo, permitiendo a cada cliente potenciar su individualidad y estilo propio. En nuestra ropa no encontrarás logos.

Desde el comienzo, nuestro mejor márketing ha sido el boca-a-boca de nuestros clientes y gracias a ellos hemos conseguido establecernos como un referente en ropa de caballero en la ciudad de Madrid y en España.

NUESTRA ASPIRACIÓN

Fernando de Cárcer es una empresa familiar, cimentada sobre fuertes valores de trabajo duro, búsqueda incesante de la calidad, mejora constante y cercanía a nuestros clientes.
Gracias a estos principios seguimos aquí hoy.

Fernando de Cárcer aspira a seguir creciendo y llegar cada vez a más público, dentro y fuera de España, que compartan y valoren el gusto por la ropa elegante, sencilla y de calidad.

Buscamos crecer de forma ordenada, sin prisa, sin perder la esencia original de nuestra marca y seguir siendo un referente en el sector de moda de caballero.

Te invitamos a que nos visites en nuestra tienda de la calle Villalar de Madrid, nuestra casa en el corazón de la capital, donde todo comenzó.